miércoles, 2 de febrero de 2011

La evaluación educativa como herramienta para orientar la construcción de saberes y la calidad de vida.

Jesús Gómez

Línea de Investigación: Educación para la Participación y el Protagonismo Social

Nadie duda que el aprendizaje sea el núcleo de la acción educativa. Como se refleja en diferentes escritos, la evaluación condiciona de tal manera la dinámica del aula que bien podría decirse que la hora de la verdad no es la del aprendizaje sino la de la evaluación.

En la actualidad se valora el aprendizaje del estudiante en el proceso y en el producto. La incidencia de estos dos aspectos en la enseñanza reglada queda claramente reflejada por las diversas normas que existen alrededor de este tema, en este particular, la evaluación como actividad orientada a la construcción del conocimiento en los estudiantes en educación superior, es los que origina que el docente planifique la evaluación como una herramienta que estimule la construcción del conocimiento en los estudiantes en educación superior, por tal motivo al profesorado, en la actividad en el aula y en la actividad reflexiva posterior. La evaluación sumativa y formativa tiene como norte la construcción de ese conocimiento

El siglo XX ha sido un periodo decisivo en la evolución de la evaluación educativa. En el ámbito del aprendizaje, desde la primera conceptualización científica de Tyler, seguido por los avances ofrecidos por Bloom y sus colaboradores, evaluación diagnóstico, formativa y sumativa y la contribución de Popham, la evaluación criterial-, el significado y las prácticas evaluativas han cambiado en un intento por adaptarse a las nuevas demandas educativas y sociales.

De la concepción tradicional de la evaluación, situada como acto final, hoy se reconoce que no es ni un acto final, ni un proceso paralelo, sino algo imbricado en el mismo proceso de aprendizaje, creándose relaciones interactivas y circulares.

El estudiante, al tiempo que realiza su aprendizaje efectúa reiterados procesos valorativos de enjuiciamiento y de crítica, que le sirven de base para tomar las decisiones que le orientan en su desarrollo educativo. Pero es necesario ir más allá. Como dice Hadhi (1991) la cuestión no es ya dar respuesta a cómo racionalizar y mejorar las prácticas evaluadoras, sino cómo insertar estas prácticas como un aprendizaje. De allí que el presente trabajo titulado la evaluación como una herramienta que estimule la construcción del conocimiento en los estudiantes en educación superior.

Piaget (1982) percibe al niño como ser pensante, activo, creador, que construye hipótesis propias a partir de su interacción con el medio e interpreta los estímulos externos en función de esas hipótesis que el mismo ha elaborado. Entre las afirmaciones de la teoría de Piaget se sustenta que el conocimiento no es reproducción sino reconstrucción, lo cual evidencia que el aprendizaje está subordinado al desarrollo en dos sentidos: en primer lugar se dice que los progresos que se originan son siempre en función del nivel del desarrollo del sujeto.

En segundo lugar, los mecanismos que el sujeto pone en juego durante las situaciones de aprendizaje, para apropiarse de actos que son los mismos que actúan en el desarrollo. Esto significa que el estudiante va construyendo su propio conocimiento en la medida que va desarrollando y adquiriendo su aprendizaje por etapas. Esta situación permite ver, a la evaluación como una herramienta que estimule la construcción del conocimiento en los estudiantes, por cuanto la misma estimula la aprensión de nuevos conocimientos, o la orientación del proceso para el logro de las competencias.

El enfoque constructivista operativo propuesto por Piaget y sus seguidores, según Fuentes (1997), se caracteriza por tres posiciones denominadas Biologismo, Constructivismo y estructuralismo.

El Biologismo se observa en la concepción que asume este proceso sobre la inteligencia, la cual es considerada una extensión de algunas características fundamentales de las operaciones vivientes (origen biológico de la inteligencia). La asimilación, acomodación, adaptación y equilibrio, son nociones de esta concepción.

· El constructivismo es observable en la teoría de Piaget como estructura y funciones en la comprensión del desarrollo de la inteligencia. Piaget define la inteligencia humana como una forma superior de la adaptación biológica mediante la cual el ser humano logra un equilibrio más complejo y flexible en sus relaciones con el medio.

· El constructivismo concibe al aprendizaje como un proceso activo en continúa organización.

- Al alumno: Como un sujeto productor activo de su propio aprendizaje, interesado en comprender la realidad.

- Al docente: Como un facilitador, orientador e investigador que plantea situaciones innovadoras de aprendizaje que respondan a los intereses del grupo, que constantemente reorganice los planes de trabajo escolar.

- Las estrategias didácticas para la enseñanza de la lectura: Deben ser planteadas en función de los intereses del grupo y a las soluciones de problemas sociedad-comunidad -escuela.

- La evaluación: Como centro del proceso-producto y en la relación que la hace posible conocer los logros. La importancia que se otorga desde los marcos teóricos del aprendizaje significativo a la metacognición por su incidencia en la capacidad de aprender a aprender es otro de los factores que exige nuevos planteamientos en la evaluación.

- La metacognición es aquella habilidad de la persona que le permite tomar conciencia de su propio proceso de pensamiento, examinarlo y contrastarlo con el de otros, realizar autoevaluaciones y autorregulaciones. Es un “diálogo interno” que nos induce a reflexionar sobre lo qué hacemos, cómo lo hacemos, y por qué lo hacemos.

Desde la evaluación debemos estimular estas habilidades metacognitivas para que el alumno tome conciencia de su propio proceso de aprendizaje, de sus avances, estancamientos, de las acciones que le han hecho progresar y de aquellas que le han inducido a error. La evaluación se convierte así en un instrumento en manos del docene como herramienta para orientar al estudiante a tomar conciencia de lo que ha aprendido, de los procesos que le han permitido adquirir nuevos aprendizajes, así como para regular dichos procesos.

Przemycki (1991) se refiere a la evaluación formadora tomando en consideración la reflexión sobre los propios errores. De este modo, el error es como un punto de partida de un proceso de autoaprendizaje. Es el propio sujeto quien valora sus aciertos y desaciertos en el proceso de aprendizaje, mejora en sus resultados y habilidades cognitivas.

Uno de las potencialidades de la evaluación que en la actualidad se enfatiza es su capacidad para el empowerment (Fetterman, Kafyarian y Wandersma, 1996). Es decir, reconocer los beneficios del propio proceso de evaluación para el desarrollo de habilidades que permiten a las personas mejorar por sí mismas sus actuaciones.

De esta manera, a medida que el estudiante se evalúa, también aprende a saber identificar y expresar sus necesidades, a establecer objetivos y expectativas, a realizar un plan de acción para conseguirlos, a identificar recursos, establecer los pasos lógicos y necesarios para conseguir los objetivos, a valorar los logros.

En esta perspectiva, el papel del profesor como evaluador es más el de un facilitador que contribuye a la formación de sus estudiantes a ser cada vez más hábiles para conducir sus propias evaluaciones. En la perspectiva del “empowerment” el agente de la evaluación deja de ser exclusivamente el profesor.

Se propone un modelo de evaluación de competencias docentes para la educación superior a partir del conocimiento de prácticas de evaluación del desempeño del estudiante, con estrategias novedosas de evaluación, así como algunas características de otros modelos. Lo cual orienta las actividades del profesor en la evaluación, resaltar la importancia de la función docente y contribuir para que la evaluación como actividad orientada a la construcción del conocimiento en los estudiantes en educación superior, mejores el logro de las competencias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada