lunes, 31 de enero de 2011

Reflexiones sobre las “Tendencias epistemológicas de la investigación científica en el siglo XXI” del Dr. José Padrón Guillén (Enero 2007).

Grupo # 2: Antolínez G. Nancy, Arroyo V. Boris, García Sandra

El Dr. José Padrón, efectúa un riquísimo recorrido sobre el desarrollo, desde diferentes enfoques, de la epistemología (entendida como teoría de la ciencia y la investigación). Realiza una referencia, que considera esencial, a las concepciones manejadas entre 1920 y 1990, como raíz para la comprensión de las tendencias manejadas hasta el 2006 aproximadamente. Expone su preocupación sobre la función que se la ha venido dando a los estudios de epistemología en los postgrados, en la investigación dentro de las universidades latinoamericanas y en la formación de investigadores; rechazando la orientación que se le pueda dar hacia la erudición filosófica o, por otro lado, hacia la libre reflexión. Para él, “debería considerarse una orientación de la epistemología como fundamento para la investigación que se realiza en la práctica y para la gestión de la misma en los planes curricular e institucional”. Justifica su posición, sobre la base de la necesidad del desarrollo de la investigación como el verdadero camino que tienen algunas sociedades para liberarse de la subordinación y dependencia a la que han estado sometidas. Importante aquí para ilustrar, reflexionar sobre el caso Venezuela, donde sobran los ejemplos de la dependencia tecnológica que tradicionalmente se tuvo de grandes empresas norteamericanas y europeas y, en la actualidad se pretende “solventar” esta dependencia tecnológica sustituyéndola por otra pero esta vez importada del oriente. Para evitar esto, propone el Dr. Padrón a la epistemología, concebida como “teoría que explica el conocimiento científico y no como erudición filosófica ni como reflexión retórica”. Bajo esta óptica, debe el estudiante y/o investigador manejar directamente nociones epistemológicas para lo cual necesita la formación explicativa correspondiente, pero no normativa.

En este sentido, sugiere el autor que la noción de epistemología así como la consideración de las diversas tendencias en su desarrollo histórico deben ser tratadas bajo la óptica de su relación con determinadas perspectivas de fondo que generan diversas posiciones en las formas de “hacer epistemología”. Apunta hacia la necesidad de considerar las variaciones de tendencias que tendrán lugar en el futuro próximo.; o sea, a pesar de todo lo que se ha escrito y tratado hasta los momentos, el tema es inagotable y, por ende adquiere cada vez no solo mayor profundidad, sino mayor relevancia. En la medada que mas aportes se presenten para clarificar el tema, mas complejo se torna el mismo.

No olvida el Dr. Padrón mencionar el surgimiento de nuevos problemas y el replanteamiento de problemas antiguos a las nuevas propuestas que se asoman como solución sobre la amplia discusión de todo lo que esté relacionado con la epistemología. Hace énfasis en los “modernos” problemas a considerar: el de la justificación, desde el punto de vista del grado de credibilidad o confianza que se puede depositar en los resultados obtenidos en una investigación; y el de las ciencias sociales, sobre todo en lo referente a su relación con las ciencias naturales

Sugiere también el autor, la importancia de la continuidad e interrelación en el abordaje de los contenidos epistemológicos, para lo que realiza aportes tales como cuadros explicativos presentados en el artículo, aclarando que ni son los únicos ni necesariamente los mejores, invitando a aquellos que lo consideren conveniente a unir esfuerzos en ese sentido; pues “lo importante es contar con algún tipo de recurso que evidencie los nexos entre los contenidos epistemológicos y que los haga mas fecundos y más próximos a las necesidades prácticas de la investigación universitaria”. Para esto, quienes escriben, como neófitos en el tema y profesionales de las consideradas “áreas duras” reconociendo la profundidad del tema y muy humildemente, proponen a los conocedores el uso de un lenguaje más fácil de digerir o en la medida de lo posible, la creación de una especie de diccionario que facilite, a aquellos que como nosotros no tienen ese bagaje conceptual en el tema, “traducirlo” a un lenguaje mas amigable, que permita el acceso a ese léxico un tanto elitesco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada